Un plan perfecto para rescindir el contrato del CCR

CCR

Lo que está ocurriendo con el Centro de la Cultura del Rioja (CCR) es un plan orquestado entre SAPJE-OSGA y el Partido Popular para resolver el contrato de mutuo acuerdo sin responsabilidades y con posible compensación a la empresa. Los hechos son claros y aquí vamos a poner sobre la mesa las pruebas que lo avalan.

A la empresa, como ya se demostró, no le era rentable la gestión, y por esa razón incumplía el contrato realizando eventos que estaban prohibidos por pliego.

Pilar Montes se encuentra con esta realidad y hace la vista gorda. La solución le viene en forma de goteras, que le sirven para paralizar el contrato y anunciar unas obras. Dichas obras, año y medio después, siguen sin hacerse, lo que demuestra cómo están buscando romper el contrato de mutuo acuerdo… y aún peor… porque tras haberse pasado más de un año de la suspensión del contrato, la empresa le puede reclamar al Ayuntamiento el 10% del valor del contrato.

Por otro lado, hay que volver a recordar que los eventos como banquetes estaban prohibidos por pliego de contrato y que eran susceptibles de resolver el contrato por falta grave de la empresa. Todo estaría solucionado si se hubiera aplicado el cumplimiento del pliego. Sin embargo, ahora nos encontramos en 2018 con la empresa pudiendo reclamarnos una suma importante de dinero.

Cronología del conchabeo entre Sapje y Ayuntamiento.

Para entender todo el contexto, hay que recordar los informes técnicos emitidos a las diferentes solicitudes que ha hecho la empresa.

  • En abril 2016 la empresa reclamaba 100.000 euros por obras y arreglos y exigía una compensación para solucionar otros desperfectos.
  • En mayo amenazan al Ayuntamiento diciendo que o se arreglaba o se rompía el contrato.
  • En el primero de los informes técnicos, dice que es improcedente buena parte de lo que la empresa expone y que se procurará que las obras no impidan la realización del servicio.
  • El segundo se refiere a un nuevo plan de autoprotección presentado por la empresa, que se aprueba por parte de los técnicos del ayuntamiento (para que se hace un nuevo plan de protección si se supone que el edificio esta inutilizado).
  • Y el tercero, sin embargo, asume la necesidad de hacer obras y el cierre temporal para ejecutarlas.

En dos meses tenemos un cambio de criterio absoluto!! ¿Por que?

El 27 de junio 2016 la Junta de Gobierno Local decide paralizar el contrato de forma temporal PARA ARREGLAR UNAS GOTERAS.

Por su parte, Miguel Sáinz, el 24 de agosto 2016, afirma que el CCR no volverá a abrir hasta mayo de 2017 y su reparación costará 95.000 euros.

En marzo de 2017 se gastan 17.000 en reparar el sistema de teledetección.

Y este pasado diciembre, el propio Miguel Saínz, anuncia lo mismo que en agosto de 2016, pero con 118.000 euros para reparar deficiencias del edificio.

Ha pasado un año y medio y no sabemos si estamos hablando del CCR o de El Escorial y la Sagrada Familia, cuando en realidad se trata de unas goteras.

Un Plan Perfecto

Todo esta cronología demuestran que tanto PP como empresa quieren romper el contrato de mutuo acuerdo. Si se hubiera querido continuar el servicio, se hubieran arreglado las goteras y se hubiera seguido trabajando.

Otra demostración del nivel donde ya estamos es que ya está en marcha para contratar un director para el CCR, lo que cambiaría la gestión y por ende, no tendría validez el contrato anterior. Con todo, podemos pensar que esto es un plan orquestado entre PP y SAPJE, donde observamos por enésima vez que la mala gestión sale gratis.

El último ejemplo que queremos mostrar de que empresa y PP van de la mano, es que ni Cuca Gamarra ni la empresa ni el gerente acudieron a la comisión de investigación.

Aquí hay gente que hace mucho tenía que haber dado la cara y se tenía que haber ido a su casa, empezando por Pilar Montes como concejala del ramo, Miguel Sáinz como portavoz de Gobierno y Cuca Gamarra, que aunque le quede año y medio según dio su palabra, aún sigue sin haber abierto la boca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *