El TSJR obliga a revisar una prueba de las oposiciones de policía local de 2015 cuyas irregularidades ya denunciamos

miguel sainz y beneite

El Tribunal Superior de Justicia de La Rioja falla revisar parte de las polémicas oposiciones a policía local del año 2015. Este fallo del TSJR coincide con las conclusiones que sacamos desde Cambia Logroño después de la comisión de investigación que impulsamos por considerar que el prcoeso no fue todo lo transparente que debía ser. Es decir, el TSJR comparte la tesis de la parte apelante por no justificarse adecuadamente la nota emitida por el tribunal ni las contestaciones a las reclamaciones, los criterios técnicos de la puntuación y los motivos o razones de tal cifra. En definitiva, se está obligando a la revisión de la prueba de un opositor.

Con el fin de dilucidar la existencia o no de un trato de favor hacia dos de los aspirantes, admisión de aspirantes no aptos, filtración a estos de las pruebas selectivas e indefensión y vulneración de derechos a los aspirantes que hayan interpuesto reclamación, presentamos una Moción aprobada en julio de 2015 para la creación de una comisión especial de investigación sobre la oposición de tres plazas de subinspector de Policía Local. La presentamos por el respeto que merecen todos los trabajadores y trabajadoras públicas y por la transparencia que tiene que imperar en todos los procesos donde no se puede permitir ninguna sombra de sospecha. Analizar lo ocurrido y propuestas constructivas para que en futuros procesos selectivos no tuvieran lugar las situaciones que aquí se dieron.

El TSJR coincide en su fallo con nuestras conclusiones

Nuestras conclusiones de dicha comisión de investigación confirmaban que no hubo igualdad en las condiciones y hubo varias anomalías en el proceso. El peritaje demostró que la mejor nota oficial era la peor y uno de los suspensos la segunda mejor nota. A ello hay que añadir la ausencia de los miembros del tribunal en la comisión, la modificación de las bases de manera subjetiva, la composición no suficientemente técnica de los tribunales, la ausencia de nota de corte previa a la realización de los ejercicios, la indefensión de los aspirantes o la motivación insuficiente de la respuesta a las reclamaciones de los aspirantes. No lo decimos nosotros, sino el propio Defensor del Pueblo.

El rigor de nuestras conclusiones ha quedado acreditado con el fallo del TSJR. Queda así demostrada la utilidad de la comisión de investigación y queda avalado nuestro trabajo. En su día ya propusimos que se instara al órgano administrativo competente la impulsión de un proceso de revisión de oficio y se declarara la nulidad o anulabilidad de los actos que, obrando en el procedimiento selectivo, no se ajusten a Derecho, entre los que necesariamente debía incluirse la valoración del tribunal calificador sobre el tercer supuesto práctico del cuatro ejercicio de la oposición.

Lástima que para poder aclarar esto, el comisario jefe, Fernando Fernández Beneite, no acudiera a la comisión, igual que ningún otro miembro del tribunal, dañando con ello la imagen de la Policía y del Ayuntamiento, así como de los propios aspirantes en las pruebas. De hecho, el comisario jefe, lejos de asumir su responsabilidad, presentó un escrito muy ofendido rechazando ir. Ofende que siga sin entender ni la responsabilidad ni el decoro de su cargo, así como la obligación moral de acudir por ser el máximo responsable policial y por respeto democrático a los grupos que representan al conjunto de la ciudadanía.

Por su parte, el Partido Popular, cuando denunciamos las irregularidades y poca transparencia del proceso, en lugar de solucionarlo internamente revisando el proceso, el PP torpedeó la comisión. Votaron en contra por considerarla innecesaria, cuando se ha demostrado que no lo fue, e incluso llegaron a afirmar que esta comisión dinamitaba los cimientos de la función pública. Al PP le molestan este tipo de comisiones que pretenden poner luz y taquígrafos y que hay que normalizar por una cuestión de transparencia.

Exigimos responsabilidades

El PP demuestra una falta absoluta de respeto. Lo que dinamita los cimientos de la función pública es criminalizar una comisión y permitir las irregularidades, como se reconocía en el auto judicial respecto a la oposición de oficiales. Ahora, con el fallo del TSJR, ¿qué tiene que decir el Partido Popular? Desde Cambia dijimos por activa y por pasiva lo que ocurría y el PP prefirió tapar todo. ¿Van a rectificar o van a seguir negando la evidencia? ¿Qué responsabilidades van a asumir tanto el comisario jefe como el concejal del ramo como la alcaldesa después de esta sentencia? Les instamos a que den la cara y no se escondan como máximos cargos políticos y policiales que son Cuca Gamarra, Miguel Sáinz y Fernando Fernández Beneite.

A continuación puedes leer el dictamen  que elaboramos tras la Comisión especial de investigación con nuestras conclusiones, que coinciden con el fallo del TSJR.

Descargar (PDF, 533KB)

fallo TSJR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *