Por un trabajo decente para las trabajadoras domésticas

El 7 y 8 de octubre se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Trabajo Decente, apoyado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), entre otras instituciones.

El 16 de junio de 2011 se aprobó el Convenio 189 en el que se obliga a las personas empleadoras a que el colectivo de trabajadoras domésticas, unas 630.000 según la EPA, tengan un contrato de trabajo con las mismas prestaciones que cualquier otro colectivo.

El gobierno español, sin embargo, aún no ha ratificado algunas cláusulas de este convenio que amplia sus derechos como empleadas domésticas:

  • No tienen derecho a prestación por desempleo.
  • La figura del desistimiento (el empleador puede prescindir de sus servicios sin explicación).

En definitiva, el colectivo de trabajadoras domésticas es un colectivo importante y en el que confluyen tres circunstancias determinantes:

  • Lo componen mayoritariamente mujeres, lo que genera la división social del trabajo. Ellos en el ámbito público, nosotras en el privado.
  • Invisibilidad. El lenguaje utilizado para referirse a este colectivo complica además su reconocimiento. Se habla de la “chica”, la “muchacha”, la mujer que viene a ayudarnos.
  • Emigrantes. A todo lo anterior se añade además la soledad, el desamparo y la explotación que se pueda dar por esta circunstancia añadida.

Todo esto está generando que el ámbito de los cuidados siga siendo un sector productivo abandonado que debemos poner en valor para posibilitar el trabajo decente y digno. Para ello, presentamos esta moción, con la que queremos contribuir a la celebración del 7 octubre como Día Internacional del Trabajo Decente.

Descargar (PDF, 39KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *