Nuestras propuestas para mejorar el Pleno Municipal

El concepto del Pleno Municipal está hoy en día muy anclado a un concepto de ayuntamiento clásico, poco flexible y donde no se han tenido en cuenta las actuales formas de comunicación y vías de trasmisión de información desde el Ayuntamiento, el Equipo de Gobierno y los diferentes Grupos Municipales. A esto hay que sumar las nuevas formas de hacer política y los anhelos de participación ciudadana, que deben estar presentes en el Pleno municipal, que a día de hoy ni es ágil, ni atractivo ni permite de manera más amplia la participación.

El Pleno como mero trámite de presentación y aprobación de mociones puede seguir teniendo cabida en pequeñas urbes, donde se acaba debatiendo de las necesidades diarias. Sin embargo, en una gran ciudad, atendiendo a las normas que de ello se derivan, se debe comenzar a ver como un elemento más para la rendición de cuentas y para llevar a y desde la población las posiciones políticas y las alternativas, pudiendo hacer uso de las nuevas tecnologías y de los vídeos que ahí se graban. Por todo ello, hay que buscar una utilidad real al Pleno, dotarlo de dinamismo y llevar a él los debates que sean interesantes a la ciudadanía, liberando tiempos para la participación de la gente. Estamos de acuerdo en que se debe cambiar el funcionamiento.

Las enmiendas que proponemos para la modificación del reglamento del Pleno han sido debatidas y propuestas por la Asamblea de Cambia Logroño y las personas que de ella participan, y están basadas en tres ejes que pretendemos que redunden en una mejor democracia:

  • Participación para que los Plenos se acerquen a la gente y sean partícipes de él
  • Transparencia para que se habiliten los mecanismos para que el día a día del Ayuntamiento se muestre como es.
  • Dinamismo y operatividad para que sea atractivo y la gente lo siga.

asamblea cambia logroño

La voz de la ciudadanía, lo primero

El turno de ruegos y preguntas de los ciudadanos y ciudadanas debería ir inmediatamente después de la parte resolutiva inicial. Igualmente, la de los grupos municipales debe ir a continuación y no al final del Pleno, como en la actualidad, pudiendo preguntar directamente a la alcaldesa para que no se esconda detrás de los concejales, como ha ocurrido hasta ahora con asuntos como la Casa del Cuento o el CCR. Es necesario que la alcaldesa dé explicaciones y que todo el mundo pueda escucharlo y preguntar. Que los vecinos puedan preguntar, por ejemplo, directamente en un Pleno sobre la Plaza Primero de Mayo y que ella lo explique directamente sin intermediarios.

Reducir el tiempo destinado al bloque de las mociones

Para conseguir mayor dinamismo y operatividad y dejar espacio a la participación, hay que reducir el tiempo que se destina al bloque mociones, pero sin restar capacidad de debate. ¿Cómo se podría hacer esto?

  • En primer lugar, cuando todos los grupos estén de acuerdo en la Junta de Portavoces y en la Comisión de Pleno, se podrán aprobar allí directamente las mociones correspondientes y posteriormente dar cuenta en el Pleno.
  • En segundo lugar, hay un aspecto que alarga considerablemente la duración de los Plenos y es cuando la alcaldesa habla sin límite de tiempo para cerrar después de la intervención de su grupo en el debate. Si la alcaldesa quiere hablar, debe usar su turno de portavoces y acotarse al tiempo, por una cuestión supone un agravio comparativo y por una cuestión de tiempos. En ningún caso el Equipo de Gobierno utilizará de manera consecutiva el turno del Portavoz y posteriormente del Alcalde, limitándose a una intervención a elegir, de manera similar al resto de grupos.

Mayor transparencia

Para potenciar la transparencia, a la vez que las preguntas las puedan los ciudadanos y grupos al principio, hay un elemento que hemos visto este año con las comisiones especiales de investigación. No puede ser que determinadas empresas que reciben dinero público como SAPJE o funcionarios como Fernando Fernández Beneite no acudan a una comisión de investigación del Ayuntamiento. Por eso, ya que no aparece en este Reglamento, proponemos que se desarrolle un apartado específico para la regulación de las comisiones investigación.

Acercar la política a la gente, hacerla atractiva, y que quien gobierne de las explicaciones que se le pidan. Por calidad democrática, es necesario un Pleno dinámico y operativo, abierto a la participación y cuya principal virtud sea la transparencia.

Descargar (PDF, 521KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *