No Caso 14N: moción de condena a la violencia y solidaridad con los afectados

no caso 14n

La semana que viene, y después de cinco años, se va a celebrar el juicio por el No Caso del 14N. Este juicio va más allá de Jorge y Pablo. En estos momentos que esta tan en boga la independencia judicial y el estado de derecho, es vital que Jorge y Pablo no sean injustamente condenados. 

  • No hay pruebas: el estado de derecho se sustenta en que se tiene que demostrar la culpabilidad, no la inocencia, como está ocurriendo en este No Caso del 14N.
  • Se borraron los vídeos que la policía grabó esa noche, según la propia policía, porque dichos vídeos no eran eficaces para demostrar la inocencia.
  • El juicio se va a limitar a la palabra de los inocentes acusados frente al bazo ejecutor de la represión, el actual jefe de la policía local de Logroño, Fernando Fernández Beneite.

Jorge y Pablo son los últimos sindicalistas juzgados de la exitosa huelga general del 14N, que fue un hito en las movilizaciones contra los recortes impuestos por la troika, después de una estafa mal llamada crisis, y que se intentó ocultar con la represión.

No hay derecho a que Jorge y Pablo sean tratados como delincuentes y el único culpable de todo esto, el señor Alberto Bretón, delegado del Gobierno, siga representando a los riojanos como si nada.

 

No hay caso, no se sostiene

Pablo está acusado por desórdenes públicos, atentado con medio peligroso y lesiones. El Ministerio Fiscal, “a a luz de nuevas investigaciones”, consideró elevar la solicitud de cinco años y medio de prisión a seis años y nueve meses. Desconocemos cuales son esas nuevas investigaciones, más cuando la policía procedió al borrado de todos sus vídeos. Sin embargo, en el innumerable material gráfico existente aportado por la defensa se ve que Pablo es detenido mientras sujeta una pancarta de cartón en alto, es golpeado con violencia y ensañamiento por el jefe del operativo policial sin mediar provocación. A pesar de ello, se mantiene la petición de seis años y nueve meses.

En el caso de Jorge, el fiscal le considera autor material de los delitos de desórdenes públicos, autor por inducción del delito de atentado a agentes de la autoridad, de un delito de lesiones, de cinco faltas de lesiones y de un delito de daños cualificados. La petición inicial era de siete años y medio que, tras la segunda vista del juicio, se amplía a nueve años. Jorge, con las peticiones más altas administrativa y penalmente, no estaba en la Plaza del Espolón, ni siquiera en Logroño, a la hora que comenzaron las cargas, lo que le sitúa simple y llanamente lejos del lugar de los hechos. Sin embargo, su petición de pena se sigue manteniendo, aunque se rebajó  de nueve a dos años.

Es el momento de que todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Logroño se solidaricen con sus vecinos. la libertad de todas está en tela de juicio con el No Caso del 14N.

Descargar (PDF, 53KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *