Miguel Sáinz oculta quién dirigió la contratación de Gespol

Tras lo acontecido el pasado martes 3 de julio, cuando agentes de la UDEF (Unidad de Delitos Económicos y Fiscales) de la Policía Nacional se personaban a primera hora de la mañana en el Ayuntamiento de Logroño, en cumplimiento de una orden dictada por la Fiscalía Anticorrupción que se enmarca dentro de una operación contra la delincuencia a gran escala a nivel nacional, y tras escuchar las declaraciones posteriores del portavoz de Gobierno, Miguel Sainz, y su comparecencia a nuestra petición ayer en el Pleno, vemos necesario hacer un análisis de sus palabras, no tanto por lo que dijo, sino por lo que no dijo. Igualmente, hay aspectos que poner encima de la mesa que aún no se han tratado, así como centrar la mirada en Antonio Román Camacho y Fernando Fernández Beneite, que son quienes eligen y dirigen todo lo relacionado con Gespol.

No pretendemos desvelar ningún caso Watergate, sino informar de lo que ha pasado con sus dos máximos responsables, ya que Miguel Sáinz no lo está haciendo. Ayer el señor Sainz volvió a vender que es un programa menor, incluso lo denomina aplicación. Sin embargo, ante nuestras preguntas en el Pleno, acaba reconociendo que es un programa fundamental y que gestiona el tráfico, las multas y su conexión con la DGT, a pesar de haber negado esto hasta tres veces (dos en prensa y en su primera intervención en el Pleno).

Este programa es el preferido de los mandos policiales del conjunto del Estado y no ha sido menos en Logroño. Está demostrado que el programa ha funcionado por las diversas declaraciones realizadas en medios y que se anula a mes y medio de que entre la UDEF al Ayuntamiento.

Tres elementos que ha obviado y que es donde está la gravedad este asunto:

Primer elemento (Antonio Román Camacho y Beneite)

  • ¿De dónde viene la idea de que Gespol sea una herramienta básica en la gestión interna de la Policía Local y del tráfico?
  • ¿Por qué el señor Saáinz propuso el 4 de febrero de 2014 a Antonio Román Camacho y Fernando Fernández Beneite para acudir a Lleida a conocer un modelo de implantación de gestión avanzada en materia de seguridad pública / Gespol, donde llevaba diez años implantado y donde estos días se ha requerido información al Ayuntamiento y ha sido detenido e interrogado el cabo de la Guardia Urbana responsable del servicio informático?
  • En octubre de 2014 el propio Antonio Román Camacho firma el pliego de condiciones técnicas del contrato.
  • En diciembre de 2015 el comisario jefe Fernández Beneite solicita un responsable para el desarrollo e implantación del sistema Gespol 7 y Cuca Gamarra nombra a Antonio Román Camacho para ello. ¿Por qué este hombre es el más indicado? ¿Cuál ha sido su labor? ¿Por qué nunca informó de los problemas, sino que lo vendió a los concejales y concejalas como una maravilla?
  • El 12 de marzo de 2016, de nuevo a petición del señor Fernández Beneite, se aprueba enviar al señor Camacho a Barcelona, donde la propia empresa daría un curso para el desarrollo e implantación de Gespol 7. Después de todo esto, ¿nadie sabía si este era o no era el programa que necesitábamos? Sobre todo, porque el señor Camacho entregó un certificado de aprovechamiento de este programa.
  • El 6 de mayo de 2017 sale en rueda de prensa con el señor Fernández Beneite para decir que la Policía Local implanta el sistema Gespol, que unifica 30 bases de datos. Esto no es una simple aplicación, sino que es la apuesta estratégica junto al comisario jefe y Camacho.
  • En diciembre de 2017 el señor Sainz vuelve a poner a Gespol como uno de los ejes principales y dice literalmente: «El sistema de gestión policial basado en Gespol 7 verá multiplicada su eficacia con la integración en la plataforma Smart Logroño». ¿Dónde está aquí la ineficacia que argumenta si hace escasos meses alababa este sistema? Dice que se resuelve el contrato con Bilbomática, pero Gespol continúa instalado. ¿Van a formatear los ordenadores y van a adquirir otro sistema entonces?
  • En definitiva, tanto el señor Camacho como Fernández Beneite eligen y dirigen todo este proceso respecto al Gespol.

Segundo elemento (Tráfico). Sáinz miente o para tapar a Fernández Beneite y Camacho, que se la han vuelto a liar o no sabemos bien por qué

  • El miércoles en la rueda de prensa de Junta de Gobierno Miguel Sainz afirmó literalmente que el sistema Gespol «no tiene nada que ver con cuestiones de multas, instalación de semáforos o movilidad». ¿Por qué en el pliego de condiciones técnicas del contrato, que firma el propio Camacho, se dice, tal cual, que «la aplicación debe incluir el desarrollo para la tramitación de los expedientes sancionadores en materia de tráfico y circulación, así como la posibilidad de generar expedientes de tráfico y circulación que llevan retirada de puntos, debiendo disponer de un proceso mecanizado que permita traspasar los datos de la DGT?». MIENTE.

  • Relacionado con esto, en 2014 y 2015 el señor Camacho, el señor Sainz posteriormente y luego el señor Revilla se escudan en no desarrollar actuaciones del Plan de Movilidad Urbana Sostenible porque están a expensas del sistema Gespol. Es decir, ¿si llevan desde la anterior legislatura hablando de las bondades de esto y basándose en ello para actuar en materia de movilidad, cómo es que ahora no vale?

Tercer elemento (Smart City)

  • ¿No es verdad que el sistema Gespol era una de las patas principales de la Smart City, cuando el Plan de Seguridad Vial y las bases de datos de accidentabilidad dependían de él?

En definitiva, Sainz ocultando parte de la realidad por tapar a dos personas, Camacho y Beneite han elegido y dirigido todo lo relacionado con Gespol, donde alguien decide romper el contrato, que es de una empresa segregada de Gespol y que hasta hace nada era una maravilla y funcionaba correctamente.

Al final, lo que tenemos es una legislatura pérdida en materia de movilidad, seguridad y gestión policial por dejarlo en manos de estas dos personas, que es la enésima que hacen. ¿No va a tomar ninguna decisión Miguel Sainz ante tan negligente gestión? Es la única forma de demostrar que esto se lo toma en serio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *