LA CONTRATACIÓN VERDE ES ALGO MÁS QUE PROPAGANDA

Ante las declaraciones del grupo de Gobierno de la introducción de cláusulas de contratación verde, sólo tenemos que decirles que se dejen de brindis al sol y apliquen verdaderos criterios de contabilidad ecológica.

Desde Cambia Logroño consideramos que la aplicación de cláusulas de contratación verde que está vendiendo el Ayuntamiento, son sólo de cara a la galería ya que, en realidad, no se observan cláusulas eficientes sobre mejora de la gestión medioambiental ni se incluyen datos de contabilidad ecológica.

Como muestra “un botón”, al primer concurso de contratación exterior llevado a cabo por el Ayuntamiento, se ha visto el escaso interés por aplicar criterio reales de contratación verde. Estamos hablando del contrato para la impresión y distribución de la revista municipal “De Buena Fuente”

Con el pliego de condiciones de este contrato se ha perdido una importante oportunidad, los puntos referentes a medio ambiente son inconsistentes porque se refieren al uso de papel reciclado y al uso de tintas sin disolvente, algo que no tiene sentido porque ninguna empresa utiliza ya tintas con disolventes, y el propio papel reciclado alcanza precios inferiores al “normal”.

Si de verdad se tiene intención de trabajar por una contratación de empresas que ofrezcan una mejor gestión medioambiental y reducir el impacto que el contrato pueda realizar, lo realmente importante hubiera sido la introducción de la exigencia de la huella de carbono. Con esta cláusula, se evitaría, o mejor dicho se puntuaría de forma menor, el caso de la la anterior empresa adjudicataria, empresa situada en Valladolid y  que su impresión y transporte hasta Logroño de la revista suponía una emisión de 2 Toneladas de CO2 anuales, por encima de si se hiciera en Logroño o población cercana. 

La pérdida de esta oportunidad contraviene todo el sentido de la contratación verde y va en contra también de la moción que presentamos desde Cambia Logroño el pasado mes de diciembre, en relación a tomar medidas desde el Ayntamiento para la lucha contra el cambio climático, que contó con el apoyo de todos los grupos, además de otra moción de Ciudadanos relativa a contratación que también salió adelante con una enmienda de Cambia Logroño en la que se solicitaba la inclusión de exigencias y puntuación de huella de carbono.

El haber pasado por alto esta medida en el primer contrato en el que había ocasión de introducirla, rompe con las previsiones del Ayuntamiento que preveía reducir un 6% las emisiones de CO2 para este año 2016 y un 20% para el año 2020.

El Partido Popular vuelve a demostrar que sólo funciona de cara a la galería, porque cuando hay oportunidad de introducir mejoras reales no las hace. La introducción de exigencias en relación a la huella de carbono sirve además  para que las empresas riojanas obtengan más puntos en este tipo de procesos de contratación.

Por último recordar que el concepto “huella ecológica” es un concepto perfectamente desarrollado y documentado, donde las empresas pueden certificar esta huella, por lo que todas las clausulas medioambientales que las administraciones públicas quisieran introducir se reducen a valorar la “huella ecológica” que las empresas pudieran tener.

“El problema del cambio climático que todos padecemos necesita medidas efectivas, no frases bonitas y portadas en la prensa vendiendo medidas inexistentes” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *