La cara B de los presupuestos del PP para el 2018

presupuestos 2018 Logroño Partido Popular

El Partido Popular acaba de presentar su anteproyecto para los presupuestos de 2018 y como ya nos tienen acostumbrados, volvemos a comprobar que la contabilidad del PP en los presupuestos tiene una cara A y una cara B, es decir, existe una diferencia considerable entre lo que plasman sobre el papel y lo que luego llevan  cabo. Venden una realidad que después termina siendo falsa.

Ingresos inflados y en manos de la venta del suelo

El PP infla los ingresos descaradamente y engaña a la ciudadanía cuando mienten en su previsión de venta de suelo. De nuevo vuelve a anunciar una descomunal venta de suelo que luego no liquida, falseando así las cuentas para que le cuadren. En los presupuestos de 2017 estaba presupuestada una venta de suelo de 17,7 millones, sin embargo, a 30 de setiembre únicamente han vendido 1,7. Esto se traduce en una “presupuestación pésima” según el informe de liquidación de Intervención respecto al año pasado. Así, el PP, a pesar de este informe, vuelve a presupuestar una venta de suelo de 18,1 millones para 2018.

Inversiones: obras que se repiten y falta de justicia social

Cuentas falseadas

En cuanto a las inversiones, ocurre lo mismo.  El PP ha presupuestado 37 millones en inversiones, sin embargo, al Ministerio de Hacienda solo ha enviado 16, volviendo a mentir a sabiendas. Cabe recordar que en el 2017 se presupuestaron 36 millones, pero las obligaciones reconocidas netas en septiembre de este año eran solo de 3,5 millones invertidos. Además, repiten inversiones como la Casa del Cuento, el mal llamado corredor ecoógico del Ebro o la prolongación de Avenida de la Sierra… El cuento de Cuca nunca termina.

Recortes en medioambiente y empleo

Estas cifras evidencian que el PP falsea las cuentas al Ministerio de Hacienda y a los ciudadanos. Sin embargo, se le olvida comentar el recorte del 26% en la partida de Medio Ambiente, lo que demuestra la nula implicación que tienen con el cambio climático.

No contentos con esto, estos presupuestos también contemplan una rebaja del 6,32% en empleo. Cuando el PP habla de aumento de partida de personal, no es que aumente la plantilla, como dijo la alcaldesa, sino que trata de amortiguar el descenso de trabajadores y trabajadoras durante estos últimos años del Ayuntamiento, donde varias de las plazas que se han perdido siguen sin reponerse. Además del detrimento de la plantilla de trabajadores públicos, tampoco se habla del complemento absorbible para los grupo D y E, presupuestado y no ejecutado del año pasado, ni la cantidad pendiente por convenio de abonar a los trabajdores y que reclaman cada jueves.

Incumplimientos en inversión social

Invertir en las personas nunca puede ser un gasto, es una inversión de futuro y de generación de riqueza local.

Lo mismo pasa con las políticas de personas y familias, anunciadas a bombo y platillo. En estos presupuestos, el PP pretende vendernos una subida de la partida a Servicios Sociales de 300.000 euros, pero hay que recordar que el año pasado, de los 14 millones destinados a esta área, se ejecutaron 11, quedando 3 millones sin hacerse efectivos para hacer frente a diversas necesidades. Por lo que esta subida carece de sentido si no se invierte la partida completa.

Por otro lado, el PP fulmina la dotación del fondo de contingencia, utilizada para casos de emergencia, que de 500.000 euros pasa únicamente a 1.000 euros.

Incumplimientos, deuda y falta de respeto

Una cosa es lo que se dice y otra lo que se hace. Y el PP lo que hace es vender unos ingresos que no son reales, unas inversiones que no lleva a cabo y unas partidas que no ejecuta para costear así la deuda que han generado y con ello ofrecer una imagen ficticia de ciudad. Esto es una grave falta de respeto a los partidos de la oposición, al Ayuntamiento y a las vecinas y vecinos de Logroño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *