Familias monoparentales: moción para favorecer su conciliación laboral y equiparación

En las últimas décadas se ha producido un gran aumento de las denominadas familias monoparentales. Además, hay que tener cuenta que anteriormente las familias monoparentales  o monomarentales se reducían a los casos derivados de la viudedad, en la actualidad se asumen otros motivos o causas determinantes de este fenómeno, como son las separaciones conyugales, la adopción por parte de una única persona adulta o el significativo aumento de las personas que deciden formar una familia monoparental por elección.

A pesar de la realidad del auge de estas nuevas formas de convivencia, las familias monoparentales no han sido una prioridad en la actuación de las políticas sociales, estando prácticamente ausentes del debate público.

Tan solo determinados tipos de familias monoparentales, como aquellas con hijos con alguno de ellos con un grado de discapacidad igual o superior al 65% o cuando haya fallecido el otro progenitor se equiparan a las familias numerosas. No se hace mención ni se considera en absoluto a las unidades familiares monoparentales constituidas por un solo hijo sin discapacidad o las personas que deciden formar una familia monoparental por elección.

La realidad de estas familias en relación con los apoyos públicos choca frontalmente, más de la mitad de los hogares monoparentales están formados por un hombre o una mujer adulta con una persona menor bajo su responsabilidad.

Mayor vulnerabilidad y riesgo de exclusión social

Además, Según diversos estudios (realizado por iniciativa del Instituto de la Mujer, las familias monoparentales se tratan de hogares afectados especialmente por la pobreza y la exclusión social con una tasa del 48,4%, el doble del conjunto total de los hogares españoles. La dificultad para llegar a fin de mes de estas familias se elevan hasta un 54% en el caso de los hogares monoparentales. Otro estudio realizado por la Universidad de Deusto concluye que las familias monoparentales constituyen uno de los sectores sociales más vulnerables a la pobreza y la exclusión social.

El menor nivel de ingresos de las familias monoparentales y el mayor nivel de exclusión social que sufren están muy relacionados con las dificultades laborales a las que se enfrentan este tipo de familias. Además, a todo esto hay que sumarle la poca capacidad de conciliación con la que cuentan estas familias, dificultando aún más la búsqueda de un trabajo acorde con sus necesidades.

Es necesario un avance en la intervención pública para mejorar la situación de las familias monoparentales, teniendo en cuenta que esta modalidad debe ser atendida de manera específica otorgándole los beneficios mínimos que estén en función de sus características y necesidades.

Desde Cambia Logroño, creemos que es necesario ayudar a los progenitores solos (con independencia del número de hijos, pero en la proporción que en cada caso proceda) y siempre teniendo en cuenta el nivel de renta para favorecer la cobertura de sus necesidades fundamentales y permitirles alcanzar el mayor grado posible de independencia económica y social.

Descargar (PDF, 301KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *