El Ayuntamiento sigue pagando el mantenimiento de los ascensores del CCR…

Hoy hemos puesto en conocimiento de todos vosotros y vosotras el penúltimo ejémplo de la desastrosa gestión del PP en la ciudad de Logroño donde, como no podía ser de otra forma, vienen en forma de despilfarro del Centro de Cultura del Rioja CCR . Una gestión y un centro cuyos despropósitos llevamos denunciando desde marzo de 2016, pero que dos años después sigue dándonos sorpresas.

Pues bien, desde Cambia Logroño conocimos ayer que llevamos pagando desde el cierre del centro  3.500 euros (500 por trimestre) en concepto de mantenimiento de ascensores a la empresa Electra Vitoria.

Recordemos que el CCR lleva cerrado desde finales de junio de 2016, pero que aún hay contratos de mantenimiento que se siguen pagando como si este estaría aún en funcionamiento. Esto nos hace pensar que nos debe sobrar el dinero en el Ayuntamiento para pagar mantenimientos innecesarios y nos preguntamos si ¿Alguien nos puede explicar esto?. Ya que hay dos respuestas o la gestión de Cuca Gamarra es un desastre o se le está dando dinero a una empresa por la cara.

Pero el descontrol no acaba ahí, pues hemos conocido que hay 4.730 euros que Construcciones Reformas y Saneamientos Ferrer debe al Ayuntamiento desde 2013 y que no han sido abonados, pero se han declarado incobrables por este Ayuntamiento. Esta deuda deriva en concepto de  recibos de agua, multas de tráfico, IAE, impuestos por vehículos, infracciones urbanísticas, inspección de tributos y plusvalías entre octubre de 2013 a agosto de 2017, y que se los hemos perdonado porque la empesa ¡¡ha cambiado de denominación!!!

Esto es algo gravísimo, cambiar nombre para no pagar recibos correspondientes en el Ayuntamiento, debe ser que Sapje (adjudicataria del contrato del CCR en su día) y Deportes Ferrer en Siete Infantes deben ser otras personas las que lo llevan y no las mismas que mientras estaban gestionando el CCR, estaban dejando dinero a deber en el Ayuntamiento que se les ha acabado por condonar.

Por otro lado informar que hay más empresas a las que se les ha condonado la deuda, pero eso lo diremos en otra rueda de prensa cuando analicemos toda la documentación.

Esto ocurre cuando un año y nueve meses después del cierre sigue sin resolverse el contrato con la adjudicataria. Lo lento que hacen unas cosas y lo rápido que corren para no pagar otras.

Estamos ante otro ejemplo sangrante de desastre de gestión, el despilfarro y el descontrol con todo lo que ha ocurrido respecto al CCR. Repetimos y repetiremos que con el dinero público no se juega. Algo que debería pagarlo la alcaldesa y los concejales del PP de sus bolsillos para hacerse cargo de sus chapuzas y de lo que el Ayuntamiento no le cobra a sus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *