C´s debe exigir la dimisión de Sainz y Beneite o dejar caer al gobierno del PP

Tras la comisión de transparencia que tuvo lugar ayer para esclarecer el asunto de la ausencia de efectivos uniformados la noche del 1 y 2 de julio, Miguel Sainz afirmó que tenía conocimiento desde el martes 27 de la situación de falta de efectivos. Explicó también que puso en marcha las medidas habituales para solventarlo, como las llamadas al comisario jefe (llamadas que ya se producen a diario). También dijo que desconoce el número de llamadas a policías que se realizaron (ya que, según él, no necesita ningún informe para saberlo porque tiene experiencia), y que es algo que depende de la estructura policial de mando (algo  que contrasta con el número de bajas ofrecido en rueda de prensa y cómo lo derivó a conflicto sindical). Según Sainz, desconoce por qué no se hizo una previsión y un requerimiento para la prestación de servicios extraordinarios, como se han hecho anteriormente. Y se desmarcó de cualquier tipo de responsabilidad y que, por su parte, recayó en la estructura policial de mando.

Por otro lado, Fernando Barrientos, afirmó que no se le comunicó en ningún momento que había más necesidades de personal para hacer una resolución de alcaldía. Según explicó, no hay plazo mínimo para realizar una resolución y que, si hubiera sido por él, hubiera hecho lo posible y  lo que hubiera estado en su mano el viernes para que, tras detectarse el jueves la falta de personal, esta se hubiera solucionado.

Daniel González por parte del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME), explicó con pelos y señales los detalles de cada baja ante esa criminalización de los trabajadores públicos por parte del concejal. El comisario ya conocía lo que iba a pasar desde el lunes 26 y en la redistribución del servicio que hace ya se evidencia que no se cubrían los servicios mínimos. Es más, el jueves el comisario jefe afirma que no se va a cubrir ninguna ausencia. Esto no es habitual, esto es una excepción.

Queda en evidencia así la absoluta gravedad de los acontecimientos. Las declaraciones evidencian la irresponsabilidad del comisario jefe y del concejal en este asunto. A todo esto, hay que añadir que, después de haber votado el PP en la comisión en contra de que hablara el representante sindical y perder esa votación,  Miguel Sáinz y el resto del PP abandonaron la comisión, dejando en evidencia cómo entienden la democracia, la transparencia y el respeto.

Importantes ausencias en la comisión

Es necesario conocer también las declaraciones del Director de Interior y del comisario jefe (de vacaciones y de baja respectivamente). El señor Revilla sí tenía conocimiento desde el jueves 29 tras la llamada de un representante sindical, ya que desde Personal y jefatura policial no trasmitieron la información al respecto. Ya denunciamos que el comisario se estaba cargando de horas extraordinarias, casualmente en jornadas de poca carga laboral, cuando lo que tenía que haber hecho es disponer de sus horas para una situación de urgencia.

La alcaldesa tiene la obligación de actuar. Una demuestra cuándo es alcaldesa no para hacerse cientos de fotografías, sino cuando las cosas vienen mal dadas. Sin embargo, Cuca Gamarra vuelve a esconderse, como siempre, como en el caso de la Casa de Cuento o el CCR.

Fuimos los primeros en denunciar el desastre de gestión que se se lleva realizando desde este Ayuntamiento y en solicitar las dimisiones de Miguel Sáinz y Beneite desde las comisiones de investigación de oposiciones de policía. Hemos repetido numerosas veces que esta situación es insostenible. Sin embargo, a Ciudadanos se le ven las vergüenzas (se abstuvo en el Pleno para revisar el puesto de Beneite). Ellos son quienes auparon al PP, así que ahora solo tienen dos opciones: o exigen la dimisión del comisario y del concejal o dejan caer al PP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *