Continuamos trabajando para mejorar la Movilidad Peatonal y Ciclista

movilidad

La publicación del informe de Atestados 2017 con la Memoria de Accidentes no puede dejar indiferente a nadie, pues viene a poner negro sobre blanco el modelo de movilidad insostenible en el que está instalada esta ciudad desde hace años.

En efecto, hay que insistir en que estos accidentes no son debidos al azar, sino que son el resultado de un modelo de movilidad que ha tocado techo, como se puede ver en los datos de accidentes con víctimas de los últimos diez años, con una media de 412 accidentes por año, siendo el pico más alto 2015 con 442 y el más bajo 2013 con 360. Es un modelo de movilidad con una siniestralidad alta, en la que no se acaban de vencer las resistencias al cambio hacia un modelo mucho más amable, habitable y seguro, como han hecho otras ciudades de nuestro entorno.

El PMUS, aprobado desde 2013, no ha servido para vencer estas resistencias porque no se ha ejecutado nada en el espíritu al que apuntaba, que es el de cambiar el paradigma modal de movilidad, dejando de centrarlo en el tráfico motorizado como está ahora (recuérdese que tenemos una concejalía de Tráfico, Transporte Urbano y Vías Urbanas, no de movilidad y, mucho menos, sostenible) y centrarlo en la movilidad de las personas por medios preferentemente sostenibles. Es decir, se trata de invertir la insostenible pirámide modal actual, con el automóvil en su cúspide, para priorizar el caminar, la bicicleta y el transporte público (por ese orden), desincentivando activamente el abuso de la motorización y los problemas que genera.

De todas las medidas del PMUS, que es un plan de mínimos, muchas de corto plazo no se se han llevado a cabo (Creación de un foro por la bicicleta, Creación del Observatorio de la movilidad, Creación de un foro de apoyo a la movilidad sostenible, Actuaciones en la red de itinerarios ciclistas existentes, Eliminación de puntos de ruptura, Plan de transporte a la Universidad, Plan de Transporte Hospital San Pedro…) y otras a medio plazo para 2019 apenas se han empezado (Creación de una oficina municipal de movilidad o Planes de transporte al trabajo, como a los polígonos de la Portalada y Cantabria).

Proyectos clave del PMUS como las 14 Áreas Pacificadas propuestas para corto y medio plazo, apenas se han ejecutado. Como tal, dos de ellas. Una despachada con ensanchamiento de aceras y orejas. La otra en curso de ejecución (Área A), con las expectativas rebajadas respecto a las propuestas de los/as vecinos/as del distrito en el presupuesto participativo y de diversos colectivos ciudadanos. La única medida para el peatón en estas áreas es el ensanchamiento de aceras y la puesta de vallas para limitar el movimiento hacia la calzada, por donde los coches no deben rebasar los 30 Km/h, ejemplo evidente de que la prioridad la tiene el coche, no el peatón como pasaría en una zona 30. Quitamos obstáculos al coche y se los ponemos a las personas que caminan.

Esto nos lleva a que el modelo de movilidad sigue centrado en el coche y que en estos ocho años se ha perdido una gran oportunidad para cambiarlo, por lo cual desgraciadamente se puede predecir arriba o abajo que de media un peatón y/o ciclista resultarán heridos en los 4 ó 5 accidentes diarios a razón de un atropello grave cada menos de dos días en nuestra ciudad (142 peatones + 65 ciclistas en 2017, 142 peatones + 72 ciclistas heridos en 2016 con 3 víctimas mortales) y una persona que intente desplazarse en bici por Logroño sufrirá un accidente cada seis días.

Otro dato a tener en cuenta es que, siendo el reparto modal de movilidad peatonal del 58%, estimando (a falta de datos oficiales) el de la movilidad ciclista en alrededor del 4% y el del automóvil privado motorizado el 28%, sin embargo, casi el 40% del total de las víctimas son peatones o ciclistas.

Si relacionamos el número de víctimas de atropellos con su correspondiente tasa de reparto modal, resulta alarmante que moverse en bicicleta en Logroño supone un riesgo de ser atropellado 10 veces mayor que el de desplazarse caminando. Los ciclistas, con un 4% del reparto modal, un 32% de los atropellos. Los peatones, con un 58% del reparto modal, un 68% de las víctimas de atropellos en el año 2017.

Si consideramos la distribución por género de las 142 víctimas, 57 (40%) son hombres y 85 (60%) mujeres, un reparto totalmente desigual que seguramente tiene que suscitar una reflexión sobre la brecha de género en la forma de moverse los hombres y las mujeres por la ciudad, desigualdad que es resultado de concebir el urbanismo sin criterios de género.

Intentar un sistema de alquiler de bicicletas público podría sumar a un modelo más sostenible, pero nos tememos que no va a ser así por los defectos de los que adolece BiciLOG, así como por la no existencia de un itinerario de redes ciclistas que permita moverse en bicicleta de forma segura y en el que actualmente el ciclista se ve abocado a circular entre un tráfico cada vez más desbocado, con gran sensación de inseguridad.

Sin embargo, el PP es incapaz de vencer las resistencias que se se podrían afrontar con el PMUS. Es más, exacerba los rumores contra peatones por cruzar mal la calzada y, sobre todo, contra ciclistas por conductas contrarias a la movilidad, cuando es todo lo contrario: 6 atropellos se han producido por no cruzar por un paso de peatones y 3 por cruzar incorrectamente la calzada, mientras que 4 son por circular por la acera, por bicicletas u otros vehículos. Frente a esto, 58 accidentes se han producido por no respetar un paso de cebra, es decir, casi 15 veces más. Pese a esto, el portavoz de Gobierno, Miguel Sáinz, anuncia a bombo y platillo que se va a multar a las bicicletas que circulen por la acera (cosa que es de por sí sancionable) con multas entre 60 y 200 euros, pero no se anuncia ninguna medida para paliar estos atropellos en pasos de cebra, ni para eliminar las dobles filas o los estacionamientos incorrectos.

Y es que no es en las bicis donde hay que poner la mirada, aunque hayan participado en 65 accidentes, sino en los turismos, que han participado en 2.393 accidentes de los 2779 que se han producido, es decir, el 86’11%. De nuevo se vuelve a repetir la injusticia de este sistema de movilidad en el reparto modal, donde el transporte privado, siendo un 30%, sin embargo se ve implicado en más del 80% de los accidentes.

De nada nos sirve darse palmaditas en la espalda por no haber tenido este año 3 muertos como en 2016, porque lo cierto es que en todos los años anteriores ha habido muertos, 14 personas desde 2008, víctimas de una violencia vial en la que tienen una responsabilidad política el planeamiento viario y el incumplimiento de programas aprobados para atajar este problema. El hecho de que el primer año y el último de esta serie de 10 años considerados no haya habido hay que atribuirlos a la pura casualidad, pues el modelo no ha cambiado en absoluto, por lo que, por desgracia, es previsible que este año en curso pudiéramos tener cifras parecidas. No se trata, pues, de confiarse a la suerte, sino de actuar sobre un modelo de movilidad claramente insostenible en cuanto accidentes, especialmente, pero también, que hace muy poco por la la lucha por la reducción de emisiones y la transición energética contra el cambio climático.

Así pues, hay un gran conjunto de acciones que se pueden poner en marcha. La primera es empezar a cumplir el PMUS en tiempo y forma para caminar hacia un modelo realmente sostenible, cuya estimación total es inferior a lo que esta Junta de Gobierno va a gastar en el derribo y reconstrucción de la rotonda multinivel de Vara de Rey con Duques de Nájera (7,7 millones). En el mientras tanto, hay decisiones que se pueden tomar, todas en la línea del PMUS, que no exigen grandes inversiones (sí valentía politica) y que paliarían algo los escandalosos niveles de violencia vial y el atraso en las políticas de movilidad sostenible de esta ciudad.

Por todo lo anterior, el Grupo Municipal de Cambia Logroño presenta para su debate y posterior aprobación en Pleno la siguiente moción:

Descargar (PDF, 64KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *