CCR cierra por goteras: el PP al rescate de amiguetes

Que la gestión del CCR es una nueva chapuza del PP, era algo evidente, pero las explicaciones del martes de Pilar Montes y Miguel Sáinz parecían en algún momento de El Club de la Comedia, ya que la concejal  se limitó a anunciar el cierre sin dar más detalles sobre las obras, asegurando incluso que no había eventos programados en verano, cuando todo el mundo sabe que es la época en la que mejor funcionan este tipo de instalaciones cultural-turísticas.

Lo que los concejales populares hicieron el martes, fue anunciar el cierre temporal y sin fecha de apertura del Centro de Cultura del Rioja (CCR), por deficiencias técnicas y estructurales (goteras) que ponían en riesgo a las personas. Esto a un año de apertura del centro sin ningún informe técnico serio que lo avalara, todo lo contrario, como demostraremos a continuación.

Existen tres informes de la Dirección General de Arquitectura del Ayuntamiento de Logroño respecto a la situación del Centro de la Cultura del Rioja. Informes que incurren en contradicciones y dejan claro, que las goteras son sólo una excusa y lo que está pasando es que el PP vuelve a salir al rescate de sus amigos porque esto no es rentable y no funciona tal como se está haciendo.

En concreto, el primer informe, con fecha 19 de mayo de 2016, pone de manifiesto la improcedencia de las reclamaciones de la empresa, tanto en lo referente a las deficiencias técnicas como a las pretensiones económicas. El documento incidía también en el hecho de que fue la propia empresa Sapje la que instaló los sistemas de control, detección y extinción de incendios y el Plan de Emergencia. Indica por último que, si fuera necesario acometer alguna reparación, se haría sin suspender las actividades.

Sin embargo, pocos días después, el 6 de junio, aparece un nuevo informe, no tan extenso y riguroso como el anterior, apenas un folio. En este se informa únicamente de que la UT Sapje-Osga ha presentado un nuevo plan de autoprotección y solicita nuevamente la modificación por fallos en algunas instalaciones. Transmiten además la existencia de goteras en el patio central.

El último informe es del 13 de junio, de nuevo firmado por la Dirección General de Arquitectura. Sin estudio de incidencias y sin detallar la situación de las instalaciones ni el coste o tiempo de los trabajos necesarios, se decide suspender la ejecución del contrato “al menos durante el tiempo mínimo pero indispensable para subsanar las deficiencias”.

Es decir, en menos de un mes, el Ayuntamiento pasa de desestimar las reclamaciones de la empresa para acometer las reformas necesarias a cerrar el centro.

Ante todo esto, pedimos explicaciones a la empresa y a la concejal responsable, Pilar Montes, a la que pediremos incluso la dimisión si el contrato se suspende definitivamente por incompetente, por irresponsable y por mentir. Algo que conociendo el historial del PP no se dará, como comprobamos en el caso de Paloma Corres al que pedimos su dimisión el conjunto de la oposición, o el flagrante caso de Fernandez Díaz, expecialistas en que las quejas les entren por un oído y les salgan por el otro.

Cronología de denuncias e informes:

17-Marzo: Denuncia de Cambia Logroño

Cambia Logroño advierte de “incumplimientos graves” en la gestión del CCR

11-Abríl: Sapje-Osga pide que se reparen deficiencias.

La empresa adjudicataria UTE Sapje-Osga, presenta informe de deficiencias técnicas y estructurales del edificio.

Estas deficiencias afectarían al plan de Autoprotección que ellos mismos redactaron y que incluía los sistemas de control y regulación y puesta en marcha de las instalaciones, instalaciones que igualmente Sapje instaló y puso en marcha.

19-Mayo: Ayuntamiento lo rechaza con un exhaustivo informe.

Desde la Dirección General de Arquitectra del Ayto, pone de manifiesto la improcedencia de las deficiencias técnicas presentadas así como de las pretensiones económicas que la UTE reclamaba, puesto que el edificio había sido recibido por esta apenas un año.

Se hacía hincapié en que la propia empresa Sapje, había sido la instaladora de los sistemas de control, detección y extinción de incendios, además de su puesta en marcha y análisis para el Plan de Emergencia
A su vez incide en que si fuera necesario acometer alguna reparación (incluso en goteras) esta ha de hacerse sin suspensión de las actividades.

8-Junio: Sapje-Osga insiste.

La empresa adjudicataria UTE Sapje-Osga, presenta un nuevo plan de autoprotección y solicita, nuevamente, la modificación por fallos en las instalaciones de gestión, regulación, control de iluminación, videovigilancia y control de intrusos y Protección Contra Incendios. Además de la existencia de goteras en el patio central.

13-Junio: Ayuntamiento cede con un informe de una hoja.

la Dirección General de Arquitectra del Ayto, esta vez y sin estudio técnico pormenorizado de incidencias, situación real de instalaciones y estructura, coste de la modificación, ni tiempo requerido, decide “suspender la ejecución del contrato, al menos durante el tiempo mínimo pero indispensable, para subsanar las deficiencias”

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *