Acabemos con los anuncios de prostitucion en medios de comunicación

anuncios sexo medios comunicación

La explotación sexual de mujeres y niñas y la trata de personas y menores es una de las expresiones más detestables de la violencia machista contra las mujeres y de desigualdad entre los sexos, perpetuada por los prostituidores. Y existe también porque los medios de comunicación siguen potenciándola a través de emisiones y anuncios publicitarios.

En la mayoría de países europeos se equipara esta publicidad al proxenetismo y esto es algo que hay que abordar desde la Administración Pública en el país y en la ciudad porque detrás de esta publicidad, en la que se ofrecen servicios sexuales a cambio de dinero y se concibe a las mujeres como mercancía, se encubre una parte de la trama del negocio de la trata de personas.

Los anuncios de sexo de pago en los medios de comunicación promueven la prostitución que controlan en su mayoría proxenetas y mafias y son una forma de violencia contra las mujeres que hay que erradicar. No se puede ‘normalizar’ mediante reclamos publicitarios que sólo sirven para que las mafias sigan traficando con las mujeres y para legitimar la explotación sexual a través de la comercialización publicitaria.

Sensibilización y prevención

España es el único país de su entorno en el que todavía existen diarios de información general, regional o local siguen manteniendo este tipo de anuncios, pese a que el Plan Nacional contra la Trata de Personas con fines de explotación sexual incluye una petición expresa para que se eliminen.

Debemos dar un paso más a través de la sensibilización y promover actuaciones preventivas que fortalezcan el rechazo social frente este tipo de anuncios, que fomentan el componente de violencia, desigualdad y discriminación que conlleva para las mujeres.

Llegados a este punto, hay que decir que la Corporación Municipal no puede hacer dejación de responsabilidades en esta cuestión tan grave y que debe servir de ejemplo. Como hemos apuntado antes, hemos de ir a la raíz de este problema, que afecta a los derechos que todas las personas tenemos a no sufrir abuso ni a ser utilizadas sexualmente, ni de forma gratuita ni a cambio de ninguna compensación económica.

Esta propuesta se ha llevado a cabo tras una reunión con el Colegio de Periodistas y Sindicato de Profesionales de la Información, que se han mostrado de acuerdo con la moción.

Descargar (PDF, 44KB)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *