Cerca de 17 000 viviendas vacías en Logroño y con personas sin poder acceder a ellas

Esta semana se volvía a hacer pública la situación que desde Cambia Logroño no nos cansaremos de denunciar. En nuestra ciudad hay 16 789 viviendas vacías, un 21,32% del total, proporción que desde el 2011 no ha cesado de aumentar. Si a estos datos del Observatorio de la Ciudad vinculamos los datos sobre desahucios que el Consejo del poder Judicial publicaba recientemente, según los cuales los lanzamientos han aumentado en nuestra Comunidad un 9,6%, y la evidencia de que el  aumento en los desahucios por alquiler es aún mayor, nos volvemos a topar con una realidad que la Plataforma de Afectados de Hipoteca ha convertido en  lema por su sangrante sinsentido y obviedad “Gente sin casas, casas sin gente”.

Desde Cambia Logroño, no nos cansaremos de repetir las diversas propuestas planteadas en este sentido que deberían estar teniendo su reflejo en nuestra ciudad. Propuestas  dirigidas a evitar que pueda haber ningún desahucio sin una alternativa habitacional, como la creación de un parque público municipal con los pisos de propiedad del Ayuntamiento y de entidades financieras, que no sólo han sido aprobadas en Pleno sino exigidas para la aplicación de  la Ley 1/2013 (BOE 15 mayo 2013), que “encomienda al Gobierno que promueva con el sector financiero la constitución de un fondo social de viviendas propiedad de las entidades de crédito”.

Propuestas a incluir en las  ordenanzas fiscales, como aplicar un gravamen adicional en el IBI a los grandes tenedores de vivienda que mantengan pisos vacíos, o aplicar como tipo impositivo el 4% para nuevas construcciones y el 2% para rehabilitaciones y reformas.  Además de la apuesta decidida por la rehabilitación de edificios, como impulsar un proyecto integral dirigido a todos los barrios de nuestra ciudad para eliminar barreras arquitectónicas e implementar criterios ambientales  y partidas para fomentar la eficiencia energética.

En definitiva, desde Cambia Logroño apostamos por un modelo urbanístico orientado a satisfacer las necesidades de los y las habitantes de la ciudad, queremos hacer de Logroño una ciudad que promueva un urbanismo de escala humana, que recupere el espacio público y que aprenda a dialogar con su entorno natural,  y consideramos un despropósito seguir apostando por las mismas políticas de la burbuja inmobiliaria que nos han traído hasta aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *